Se encuentra usted aquí

Sargo al horno

Solapas principales

Descripción

Un sargo no lo había visto yo en mi vida. Como a estas tierras no llegan muchos, tenía justificación. Pero cuando me lo ofrecieron, y leí que es exquisito, que se alimenta de marisco, que recuerda al besugo, decidí que no me lo podía perder, y ¡qué bien hice! Si eres de tierra adentro como  yo y no sabes dónde encontrarlo, después de la receta te lo cuento. Y si vives en la costa y tu pescadero los tiene a diario, ¡qué suertaza! ¡aprovecha!

Sargo al horno
Sargo
precaución alergias - sin lácteos
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
personas
Prep time
20 minutos
Cooking time
30 minutos
Total time
50 minutos

Ingredients

1 1⁄2 kilogram
sargo
2
cebollas
4
patatas
1 puñado
sal
1 puñado
pan rallado
1 decilitro
aceite de oliva

Instructions

 Decidí que para probar por primera vez el sargo lo mejor era cocinarlo de la manera más sencilla posible, para no desvirtuar su sabor. La cosa promete... 

  • Pelamos las cebollas y las picamos en juliana. Las patatas, las pelamos y las cortamos en rodajas de un par de milímetros de grosor. Y en una sartén con aceite freímos a fuego lento, con un poco de sal, las dos cosas. 
  • Ponemos a precalentar el horno, a 180 grados.
  • Al sargo le quitamos bien bien las escamas, la cabeza y las tripas y lo lavamos. Si nos lo hace el pescadero, mejor. Lo salamos un poco por dentro y un poco por fuera.
  • Cuando las patatas empiecen a estar blanditas, las colocamos en una fuente extendidas, y encima ponemos el pescado. Lo embadurnamos con el aceite de freir las patatas y lo espolvoreamos con el pan rallado.
  • Lo metemos en el horno durante media hora. Si es una pieza más grande, puede necesitar más tiempo, y si es más pequeña menos. 
  • Es un pez un poco espinoso, así que lo ideal es facilitar el asunto a los comensales. Cuando esté asado (madredelamorhermosoqueolormásbueno) retiramos las espinas de arriba y abajo, que son muy grandes, fácilmente, y podemos sacar los lomos a una bandeja y acompañarlos con las patatas. Sin olvidarnos de regarlo con el jugo que hay en el fondo de la bandeja, porque eso es una maravilla, con un delicioso sabor a marisco, que no se puede quedar ahí. Venga, todo el mundo a rebañar que no quiero ver ni una gota en el fondo.¡Hombre!

Notes

Este pedazo de bicho me lo suministraron desde "Del Mar al Plato" http://www.delmaralplato.es/, una empresa de Vigo que hace envíos a toda España en 24 horas, con pescado recién comprado en la Lonja, de la mejor calidad. Ya probé con unas ostras y con unos chocos, y vienen superfrescos.

Volviendo al sargo:si tienes niños para comer, mucho cuidado con las espinas, que algunas pequeñitas y afiladas aparecen donde no te lo esperas. 

Esta receta la suelo preparar a menudo con doradas y lubinas, porque es fácil y rápida y nos encanta a todos. 

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Lubina con almejas

A veces no hace falta gran cosa para comer de auténtico lujo. Un plato así en un restaurante cuesta un ojito de la cara, y haciéndolo en casa no te lleva tanto tiempo, ni tanto dinero. Mucho menos que si encargas una pizza, y sobre todo, tu salud lo agradecerá. Echa un vistazo a esta receta:

Lubina con almejas