Se encuentra usted aquí

Rabo de toro al Oporto

Solapas principales

Descripción

El rabo de toro es un plato típico cordobés, y olé. Es un manjar maravilloso cuando está bien cocinado, y un pedrusco incomible si no lo está. En mi versión preferida, con vino de Oporto, está realmente espectacular, y si tenéis paciencia y tiempo para cocinar merece mucho, mucho la pena. ¿Nos ponemos manos a la obra?

rabo de toro al Oporto
plato completo - bajo en carbohidratos - sin gluten - sin lácteos
Origen: 
Córdoba
Dificultad: 
Difícil
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Festividades: 
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Raciones
Prep time
15 minutos
Cooking time
1 hora, 15 minutos
Total time
1 hora, 30 minutos

Ingredients

2 kilograms
rabo de toro
1
cebolla grande
2
dientes de ajo
1
puerro
1
pimiento rojo
1⁄2
pimiento verde
2
tomates
3
zanahorias
1⁄2 litro
vino de Oporto
 
sal
1 pizca
pimienta
1
hoja de laurel
1
harina
1
aceite de oliva

Instructions

En la carnicería pedimos que nos troceen el rabo de toro, y cuando llegamos a casa limpiamos los trozos un poco más. Cortamos con un cuchillo el exceso de grasa que queda por fuera, para que eso no vaya luego a la salsa (nuestras arterias nos lo agradecerán), y salamos ligeramente los trozos por todos sus lados. 

Esta es una carne que necesita mucha cocción, así que una olla rápida a presión nos acortará bastante el tiempo de cocina, además de ahorrar mucha energía. Claro que la receta tradicional es a fuego lento, y tiene la ventaja de poder ir comprobando el punto de la carne cuando necesites. 

  • Antes de encender el fuego preparamos todas las verduras: pelamos zanahorias, tomates y cebollas, picamos todo en trozos, (también el puerro y los pimientos) y lo dejamos listo para cocinar.
  • En la olla donde vayamos a preparar el plato ponemos aceite generoso, que cubra bien el fondo. Ahora sí, ponemos el fuego fuerte para que se calente bien y enharinamos ligeramente los trozos de rabo, sacudiendo bien el exceso de harina. Los doramos en el aceite dándoles bien la vuelta, y los sacamos a un plato aparte.
  • Retiramos un poco de aceite, dejando sólo una fina capa en fondo, para rehogar las veduras. Echamos primero el ajo un minuto, y después el resto de las verduras.  Las rehogamos cinco minutos, bajando un poco el fuego.
  • Añadimos las especias y la carne, regándolo con el vino. Si no llega a cubrir del todo, añadimos un poco de agua, y cerramos la olla. En una olla a presión lo tendremos 45 min cociendo (ponemos el fuego fuerte hasta que suba la válvula y luego lo mantenemos al mínimo), y en una cazuela normal tendremos que contar fácilmente con dos horas y media o tres. 
  • Pasado ese tiempo, comprobamos cómo va la carne. La sacamos de la olla con cuidado, porque si está hecha se separa del hueso y se nos puede caer, y trituramos la salsa. Si queremos que quede un poco más espesa la ponemos otra vez al fuego lento, a reducir, sin tapar, hasta que tenga una consistencia melosa y un brillo irresistible. Mucho cuidado, se puede pegar. 
  • Si la carne aún no se separa del hueso con facilidad, es que necesita cocerse un poco más. No importa si ya lleva dos horas, si no está en ese punto, hay que seguir cociendo. La metemos con la salsa hasta que esté perfecta.

Notes

Si necesitamos un cuchillo para comer este plato, es que no está bien hecho. La carne del rabo de toro tiene que desprenderse casi sola, sólo con tocarla, y al meterse en la boca se deshacemmmmm....

Claro, hay que explicar que el guiso de rabo de toro se hacía con las colas de los animales que se mataban en las corridas, pero lo que vamos a encontrar en las carnicerías es más probablemente rabo de vaca o de buey. 

Y sí, vale, ésta no es la receta más barata de MiMenú. El Oporto no es precisamente baratísimo y te fulminas media botella. Pero un día es un día, éste es un plato para una ocasión especial, y podemos poner la mitad de vino tinto y la otra mitad de Oporto, para abaratar un poco. Y para un día no tan especial, usamos vino tinto solo, que también está bien bueno.

Una cosa más: si es posible, mucho mejor prepararlo de un día para otro: la carne se asienta, la salsa adquiere todo su sabor...con calentarlo a fuego lento un rato antes de comer, vale.

 

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Carrillada de ternera al vino tinto

A ver si alguien me puede iluminar: ¿es lo mismo "carrillada" que "carrillera"? Al fin y al cabo, es un guisote para deleitar a todos los paladares,los más rústicos y los más sofisticados. Si tienes invitados carnívoros, con esta receta no puedes fallar.

Postres sugeridos: 

Tarta de manzana clásica

Ésta es la receta de tarta de manzana clásica, con su crema pastelera, su hojaldre y su manzana reineta. Siempre intento buscar la sencillez en las recetas que pongo aquí, y creo que ésta es sorprendentemente fácil, sobre todo teniendo en cuenta el resultado.  Merece la pena arremangarse y ponerse a ello.

tarta de manzana clásica