Se encuentra usted aquí

Lubina con almejas

Solapas principales

Descripción

A veces no hace falta gran cosa para comer de auténtico lujo. Un plato así en un restaurante cuesta un ojito de la cara, y haciéndolo en casa no te lleva tanto tiempo, ni tanto dinero. Mucho menos que si encargas una pizza, y sobre todo, tu salud lo agradecerá. Echa un vistazo a esta receta:

Lubina con almejas
bajo en grasas - bajo en carbohidratos - precaución alergias - sin lácteos - bajo en calorías
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
raciones
Prep time
10 minutos
Cooking time
20 minutos
Total time
30 minutos

Ingredients

2
lubinas (medianas)
1 kilogram
almejas
1
diente de ajo
1
cebolla
1 puñado
perejil
1
vino blanco
1 cucharada
harina
1 pellizco
sal
1
aceite de oliva
30 mililitros
agua

Instructions

  • En la pescadería, pedimos que nos limpien las lubinas y que nos saquen los filetes. No te olvides de comprar las almejas, claro.
  • Es bueno que las almejas estén unas horas en agua, en remojo, antes de cocinar, para que suelten la arena. Yo además acostumbro a lavarlas restregando unas con otras, no sé si con alguna base científica o solamente por fastidiarlas un rato. Si hay alguna almeja rota o abierta, mejor tírala. No vale la pena arriesgarse a que esté mala y nos ponga malos a nosotros. 
  • Ponemos las almejas en un cazo, con muy poca agua,(la justa que cubra el fondo del cazo) y las calentamos  hasta que se abran todas . Entonces lo apartamos y lo reservamos.
  • En una sartén rehogamos con un chorrito de aceite primero el ajo laminado, y cuando empiece a dorarse, la cebolla muy picadita. Cuando la tengamos pochada, (7-8 minutos) añadimos una cucharada de harina y la removemos para que se mezcle bien. Acto seguido añadimos el perejil y el vino blanco. 
  • Dejamos que el alcohol se evapore cociéndolo cinco minutos y entonces añadimos las almejas, con su caldo (cuidado, en el fondo puede haber quedado algo de arena). Que cueza todo junto dos minutos.
  • En una sartén grande antiadherente echamos una gota de aceite y la calentamos bien. Salamos ligeramente los filetes de lubina y los pasamos por la sartén, empezando por la parte de la piel. Cuando esté tostadita le damos la vuelta y la doramos por el otro lado. Para que nos quede un color atractivo la sartén tiene que estar muy caliente, si no se quedará la lubina medio cocida y nada crujiente. 
  • Finalmente colocamos la lubina en la bandeja donde vayamos a servirla y le echamos las almejas, con su salsita, por encima. 
  • ¡A comeeeer!

Notes

Los más cocinillas ya se habrán dado cuenta: hemos hecho unas almejas a la marinera de la manera más sencilla, y se las hemos echado por encima a una lubina a la plancha. Fácil, ¿no?

Este puede ser un plato carísimo, utilizando las mejores almejas y lubina salvaje. También será un plato excepcional, acorde con el precio, y que podemos reservar para grandes acontecimientos. No obstante, puede ser una cena diaria sencilla, utilizando lubinas de acuicultura y almejas de tipo japónica (La lubina suele rondar los 7 euros el kilo y las almejas no llegaron a 4 cuando yo las compré), nada exagerado. Puede ser más barato todavía si utilizas chirlas.  Y el disfrute que tienes a cambio es de los buenos. 

Primeros platos sugeridos: 

Alcachofas con jamón

Todos hemos oído hablar de la dieta de la alcachofa,¿verdad? Yo, personalmente, no la he hecho nunca, pero si se trata de comer alcachofas, no me negaré. Aquí os muestro cómo se han comido las alcachofas siempre en mi casa, una receta básica que nada tiene que envidiar a los procesos más elaborados en cuanto a sabor. 

Alcachofas con jamón

Bolitas de patata y chorizo

Un bocadito divertido y sabroso, con patata y lo que quieras. Solas o acompañadas, estas bolitas se comen a dos carrillos. Sólo requieren un poco de paciencia para formar bolitas, y ese pequeño esfuerzo merece la pena. 

bolitas de patata