Se encuentra usted aquí

Flamenquines

Solapas principales

Descripción

Típicamente cordobeses, los flamenquines son un vicio como otro cualquiera. En su receta original, llevan jamón serrano, yo les he añadido un pellizco de queso, y a los nenes les encanta. A la hora de cenar, yo afanándome en cortárselos en trocitos, y ellos cogiéndolos a puño lleno y comiéndoselos a bocados... Ya me diréis, cuando los hagais, si tienen sus razones o no.

 

plato completo
Origen: 
Córdoba
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
raciones
Prep time
15 minutos
Cooking time
15 minutos
Total time
30 minutos

Ingredients

4
filetes de jamón de cerdo
4
lonchas de jamón serrano
2
loncha de queso
 
harina
1
huevo
 
pan rallado
1⁄4 litro
aceite para freír

Instructions

Si compramos los filetes en la carnicería, le pediremos al señor carnicero que nos los haga bien finitos. Aun así, cuando lleguemos a casa, podemos aprovechar para descargar tensiones dándoles una buena paliza. ¿Cómo? Pues así:

  • Ponemos los filetes de uno en uno sobre una tabla de cortar y los cubrimos con film de plástico. Cogemos el mortero y golpeamos el filete con la base, en plano, para que se queden finos, finos. Aunque no somos gente violenta, podemos ponernos peliculeros y acompañar nuestros movimentos con gritos de "¡ríndete!", "acabaré contigo, villano" o lo que se nos ocurra. 
  • Cuando los filetes no den más de sí, nos recomponemos y quitamos el film. Colocamos encima de cada filete una loncha de jamón y una tira de queso, más cerca del lado por el que empecemos a enrollar que por el otro, para que no se acabe saliendo. Y los enrollamos lo más apretados que podamos. (No hace falta que lo diga: enrollamos por el lado más largo, para que nos queden unos rollos largos y delgados.)
  • Cogemos los rollos y los pasamos bien por harina, procurando que queden bien cerrados los extremos y la zona de la unión. 
  • Después lo pasamos por huevo y por pan rallado, apretando bien, y los colocamos con la unión hacia abajo. 
  • Calentamos aceite en una sartén lo suficientemente grande para que quepan los flamenquines y los freímos, colocándolos primero sobre la unión y luego dándoles la vuelta. Los sacamos a un plato con un papel absorbente, y ya están listos para comer. 

Notes

No hace falta añadir sal, con el jamón y el queso ya quedan bastante sabrosos. 

Como ya he dicho, lo del queso es capricho mío, que debí de ser ratón en otra vida. Si tú también lo fuiste, prueba a hacerlos con queso semicurado o trocitos de queso de cabra. 

Una cosita sobre las frituras: desde luego que están desaconsejadas en dietas de adelgazamiento o si tienes problemas de colesterol, pero si no es tu caso, no tienes por qué eliminarlas de tu dieta habitual. No hay que abusar, ni comer fritos todos los días, pero no te hará daño siempre que utilices un buen aceite de oliva, (no reutilices demasiado ese aceite) y si fríes con la temperatura adecuada la comida no quedará grasienta. Lo acompañas con algo ligero, o simplemente una buena ensalada, y listos. Pues eso, que un día es un día. ¡Y a disfrutar!

Primeros platos sugeridos: 

Crema de calabacín

Un primer plato o cena de sabor suave y textura agradable, que gusta a niños y a mayores. Es una forma estupenda de comer verduras, y no puede faltar en una dieta variada y saludable. Como siempre, es facilísima de  hacer, así que manos a la obra.

crema de calabacín