Se encuentra usted aquí

Costillas a la barbacoa

Solapas principales

Descripción

Unas costillas a la barbacoa... sin barbacoa. Las hacemos en el horno, que es lo que todos tenemos a mano, claro. Con lo de "barbacoa" (apenas puedo sacar de mi mente la cancioncilla de Georgie Dann) me refiero a la salsa que las recubre, y que les confiere esa melosidad dulzona que hace que te chupes los dedos hasta el  hueso. Vamos a ello: 

Costillas a la barbacoa
precaución alergias - sin gluten - sin lácteos
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Para hacer con niños: 
1
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Raciones
Prep time
10 minutos
Cooking time
1 hora
Total time
1 hora, 10 minutos

Ingredients

1 kilogram
tira de costilla (de cerdo)
1
ketchup
1
zumo de una naranja
3 cucharadas
miel
3 cucharadas
mostaza
50 mililitros
salsa de soja
2 cucharadas
aceite de oliva
1 pizca
orégano
1 pizca
pimienta negra
1 pellizco
sal

Instructions

No tiene misterio ninguno, amigos. 

  • Encendemos el horno a 180 grados, con calor arriba y abajo. 
  • En un cuenco, mezclamos el ketchup, la miel, el zumo de naranja, la mostaza, la salsa de soja, la pimienta, el orégano y el aceite de oliva. Simplemente removiendo con una cucharilla. 
  • Por otro lado, salamos un poco las costillas y las colocamos en la bandeja del horno. Las pintamos por todos los lados con la salsa barbacoa, y al horno.

Si podemos dejar las costillas embadurnadas de salsa con antelación, mejor que mejor. Lo ideal es que puedan estar unas horas cogiendo el saborcillo, incluso la noche anterior. Pero si se te ha pasado, no dejes de hacerlas sólo por eso, porque estarán buenas de todas formas.

  • Horneamos, dependiendo del tamaño del costillar, aproximadamente una hora. A mitad del horneado lo pintamos  de nuevo con la salsa que nos ha quedado, y transcurrida esa  hora, lo pintamos con una pizca de aceite y subimos la temperatura del horno a tope, para que quede una capa semi-caramelizada y un puntito crujiente. Sólo diez minutos más, y está listo. 

Notes

El único truco del plato es hacernos con unas costillas buenas, carnosas y de calidad. Si es de cerdo ibérico, ya te mueres. Pero  hasta unas costillas normalitas ganan enteros con esta receta.

Ooh, yeah, tenemos un plato genuinamente americano, yiiihaa! Para acompañar podemos hacer unas mashed potatoes (puré de patata de toda la vida) y unas ricas ensaladas frescas, que para eso somos mediterráneos. ¡Que lo disfruteis!

Maldición, Georgie Dann... ¡fuera de mi cabeza!

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Lomo con frutos secos

Al cerdo le van de perlas las cosas dulces. No me refiero a la alimentación de los cochinos, ya me entendéis.... Su sabor combina estupendamente con todo tipo de frutas, y ese toque agridulce es mi debilidad. En esta receta se echa todo a la cazuela, y se hace prácticamente solo, así que no hay excusas para probarlo. Es un plato sorprendente. 

Lomo con frutos secos
Primeros platos sugeridos: 

Ensalada de langostinos, cítricos y hummus

¡No puede ser! Llevo más de setenta recetas escritas y ¡aún no tenía ninguna ensalada! Esto lo soluciono yo ya mismo, con este lujo: una ensalada tan refrescante, con sabores cítricos y texturas untuosas. Veréis qué placer:

ensalada de langostinos

Bolitas de patata y chorizo

Un bocadito divertido y sabroso, con patata y lo que quieras. Solas o acompañadas, estas bolitas se comen a dos carrillos. Sólo requieren un poco de paciencia para formar bolitas, y ese pequeño esfuerzo merece la pena. 

bolitas de patata