Se encuentra usted aquí

Berenjena rellena de carne picada

Solapas principales

Descripción

Las berenjenas, con su suave sabor y textura, son las anfitrionas perfectas para todo tipo de relleno. Da igual carne que pescado, o solamente hortalizas, siempre se acierta con una berenjena rellena. En esta receta, con carne picada, para comer como plato único.

Berenjenas rellenas
plato completo - bajo en carbohidratos - sin gluten
Dificultad: 
Normal
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
raciones
Prep time
20 minutos
Cooking time
50 minutos
Total time
1 hora, 10 minutos

Ingredients

3
berenjenas
1⁄2
cebolla
1⁄2
pimiento verde
1⁄2
pimiento rojo
2
zanahorias
400 grams
carne picada de ternera
1 lata
tomate triturado (pequeña)
1⁄2 litro
leche
3 cucharadas
maicena
1 pellizco
sal
1 pizca
canela en polvo
1 pellizco
queso rallado (para gratinar)
1
aceite de oliva

Instructions

Ponemos a calentar el horno a 200 grados.

  • Lavamos bien las berenjenas y las cortamos por la mitad a lo largo. Para facilitar su vaciado, dibujamos una cuadrícula con la punta del cuchillo en la parte de la carne, procurando no atravesar la piel. Las salamos y las metemos al horno a media altura. 
  • Tardarán unos cuarenta minutos en estar blanditas. Si se tuestan demasiado rápido, bajo un poco la temperatura del horno, mientras no se quemen no tiene importancia. Mientras se asan picamos la cebolla y el resto de las verduras, lo más finamente que podamos, y preparamos un sofrito en una sartén grande con un poco de aceite y de sal, rehogándolo despacito. Después añadimos la carne, dejamos que se haga cinco minutos y añadimos la canela y el tomate. Con la sartén tapada y el fuego al mínimo, dejamos que cueza veinte minutos, más o menos hasta que las berenjenas se hayan asado.
  • Para comprobar que las berenjenas están bien hechas, las pinchamos con un cuchillo y comprobamos que están blanditas. Al sacarlas del horno, tenemos que poder vaciarlas con una cuchara con relativa facilidad.  Tenemos cuidado de mantener enteras las pieles de las berenjenas. Si haciendo este proceso notamos que aún está la carne de la berenjena un poco tiesa, la añadimos al sofrito con la carne y la cocemos diez minutos más. Si ya está blandita no será necesario seguir cociendo, solamente la juntamos y la mezclamos bien.  
  • Por otro lado, en un cazo preparamos una bechamel rápida, como explico en la sección de Básicos. Incorporamos un par de cucharadas de esta bechamel a la mezcla, y lo integramos todo bien.
  • Rellenamos las pieles de berenjena con la mezcla, las regamos con un poco de bechamel y las rematamos con un pellizco de queso rallado.  Volvemos a meter al horno, esta vez a  gratinar, hasta que el queso coja un color doradito. 
  • Apetecibles, ¿verdad?

Notes

A mí me encanta echar canela como especia a la carne picada en este tipo de recetas, me parece que potencia muchísimo el sabor a la vez que le da un toque exótico. Eso sí, no hay que exagerar, es sólo un toque. Pero si no te convence y te van más los aromas de este lado del mediterráneo, cambia la canela por un buen pellizco de orégano, y también está buenísimo. Otras pequeñas variaciones sobre la misma base: añadir jamón serrano picado, o champiñones. 

He calculado tres cuartos de berenjena por persona, (media y la mitad de otra media) suponiendo que sean berenjenas grandes. Si son pequeñitas, seguro que puedes comerte dos mitades tranquilamente. Ah, y la piel, si te gusta, la puedes comer. Si no, la quitas y fuera. 

Y solamente un pequeño consejo para elegir las berenjenas: que por fuera tengan un color brillante, y que estén lisas y firmes al tacto. Si cuando las abras te encuentras un montón de pepitas, que empieza a estar marrón... malo, malo. 

 

Útiles necesarios: 
Platos relacionados: 

Lasaña de berenjena

Las berenjenas: esa maravilla que va con todo. En esta versión, con carne picada de ternera, al estilo moussaka pero sin cordero y sin bechamel, muy muy ligera.

Bechamel rápida

Una bechamel expréss y con un resultado estupendo, y encima, sin gluten.