Se encuentra usted aquí

Bacalao con tomate

Solapas principales

Descripción

Dicen que en Portugal hay una manera distinta de preparar el bacalao para cada día del año. Si no fuera porque me pilla mayor. me pasaría un año subsistiendo a base de bacalao, en todas sus versiones, y sin cansarme. Así, con tomate, podría comerme una fuente del tamaño de una bañera, ¡me encanta! A ver qué os parece a vosotros:

bacalao con tomate
plato completo - sin gluten - sin lácteos
Dificultad: 
Normal
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Personas
Prep time
20 minutos
Cooking time
25 minutos
Total time
45 minutos

Ingredients

750 grams
bacalao salado
3
dientes de ajo
1
cebolla grande
2
patatas
1
pimientos asados
1
aceite de oliva
400 grams
tomate frito
1 cucharadita
pimentón dulce

Instructions

Este plato requiere una planificación previa de dos días: los que tarda en desalarse un lomo de bacalao seco. Para eso lo metemos en agua fría, cortado en trozos grandes, y vamos cambiando el agua por la mañana, a mediodía y por la noche. Vamos, como tomar un antibiótico. A las cuarenta y ocho horas, procedemos a cocinar:

  • Ponemos agua a hervir en una cazuela. Cuando hierva a borbotones, metemos el bacalao medio minuto y lo sacamos. Este paso es sólo para que  nos resulte más fácil quitarle la piel, las espinas y desmigarlo, cosa que haremos con paciencia y atención. No tiene ninguna gracia clavarse una espina cuando estás comiendo a dos carrillos. 
  • Picamos la cebolla en  juliana y pelamos y cortamos la patata, en láminas finas, como para una tortilla. Ponemos las dos cosas a freír en una sartén, tapándola para que se cuezan un poco, y dándole una vuelta de vez en cuando para que no se quemen. 
  • Mientras, ponemos en otra sartén (o si tenemos una cazuela de barro de confianza, que sepamos que no se va a romper, es el recipiente ideal) un chorrito de aceite y le echamos los ajos picados finitos. Los rehogamos dos minutos y añadimos el bacalao, que rehogaremos apenas dos minutos también. Añadimos el pimentón y retiramos del fuego. 
  • Cuando estén un poco blanditas las patatas, las escurrimos bien de aceite y las incorporamos al bacalao, con el tomate frito y los pimientos cortados en tiras. Ponemos todo junto a cocer despacito diez minutos, con mucho cuidado de que no se pegue, y ya está. 

Madre mía, ¡qué rico!

Notes

Como veis, no he añadido sal. Se supone que el bacalao tendrá suficiente para todo el plato, o nos pasaremos todo el día bebiendo agua muertos de sed. Pero si el bacalao era muy finito y se  ha quedado completamente soso tras el desalado, no te cortes. Es mejor que quede un poco escaso de sal y añadirla luego, que pasarse y que no se pueda comer.

Consejos: 

Desalar bacalao

El proceso de salado del bacalao es una técnica ancestral que permitía conservarlo durante mucho tiempo. Compramos unos hermosos lomos de bacalao seco, más tiesos que si fueran de madera, y parece mentira que eso se pueda llegar a comer algún día, ¿verdad?  Pues nada más fácil. Siguiendo estos sencillos pasos, nos aseguramos de no estropear ningún plato por exceso de sal (puaj).

Platos relacionados: 

Tomate frito

Hay gente para todo, está claro, y cuando yo era pequeña, hace muchos años,  supe de una niña de mi clase a la que sólo le gustaba el tomate de bote con los espaguetis. Incluso entonces, para mi era un fenómeno asombroso. Particularmente a mí siempre me ha pasado lo contrario. No puedo con el tomate de bote. He probado todas las marcas del super, pero nada. Llamadme especialita, o probad a hacer el tomate frito en casa, y luego me decís si tengo mis razones o no... No se lleva tanto tiempo, puedes preparar un cargamento y congelarlo o conservarlo, y el sabor no tiene naada que ver.

 

 

Tomate frito