Se encuentra usted aquí

Alitas de pollo al ajillo con setas

Solapas principales

Descripción

El pollo es uno de los ingredientes que se come en prácticamente todo el mundo, sin importar la raza o la religión de los comensales. Pero me atrevo a decir que el pollo al ajillo es muy español, de hecho seguro que era esto lo que olfateaba Victoria Beckham cuando dijo que España  olía a ajo. Si no lo probó... ella se lo perdió.

Alitas con setas al ajillo
bajo en carbohidratos - sin gluten - sin lácteos
Origen: 
españa
Dificultad: 
Fácil
Tipo de plato: 
platos principales - segundos platos
Para hacer con niños: 
0
Para tupper: 
1
Tipo de receta: 
Receta

Resumen

Yield
Servings
Source"La comida de la familia", Ferrán Adriá
Prep time
15 minutos
Cooking time
35 minutos
Total time
50 minutos

Ingredients

12
alitas de pollo
200 grams
setas
1
aceite de oliva
10
dientes de ajo
1
vino blanco
1
hoja de laurel
1 pellizco
tomillo
2 cucharadas
agua
 
sal y pimienta

Instructions

  • Cortaremos las alitas en dos partes, buscando la unión de los huesos, y quitamos la punta . Echamos un poco de sal y pimienta y ponemos una sartén grande a calentar. Mejor si es una de fondo grueso, que reparten mejor el calor. Si vamos a hacer bastante cantidad, seguramente necesitaremos dos sartenes. 
  • Echamos el aceite y ponemos a dorar las alitas. Tratamos de que se doren lentamente, dándoles la vuelta, durante aproximadamente 25- 30 minutos, para que por dentro estén perfectamente hechas.
  • Mientras se van tostando, pelamos y picamos los ajos y limpiamos las setas que hayamos comprado, si son grandes las cortamos en tiras. 
  • Cuando las alitas tengan ya buen color, añadimos los ajos y lo rehogamos junto con el pollo cinco minutos más. Entonces añadimos el laurel y el tomillo y lo regamos con el vino, dejándolo cocer hasta que se reduzca.
  • Echamos las setas a la sartén, dándole una vuelta con la cuchara de madera, y las dejamos dos minutos; después añadimos una pizca de agua para desglasar el fondo de la sarten y obtener la salsita en la que vamos a mojar pan de lo lindo. Lo cocemos todo junto cinco minutos más y hemos terminado.

 

Notes

Así preparaban las alitas en elBulli, para las comidas del equipo de cocina. Como podéis ver, es un plato que no tiene complicación, un  pollo al ajillo de toda la vida, y es que hasta los grandes chefs comen lo que todo el mundo. O mejor todavía: ¡todo el mundo puede comer como los grandes chefs!

No hace falta que este guiso lo prepares sólo con las alitas, puedes utilizar un pollo troceado y seguir la misma receta. Igualmente, puedes prescindir de las setas, aunque puedes echarle las que prefieras: champiñones, setas de cardo o las que he usado yo (enokis), o mejor aún con setas de temporada: en otoño puedes encontrar níscalos, boletus, rebozuelos...

Platos relacionados: 

Pollo guisado

Un guiso de pollo con el sabor del de la abuela, sin ingredientes complicados: el pollo y tres cosillas que siempre hay en casa. Y sin encender el horno, que hay días que no apetece, simplemente con una cazuela. Haz caso de mi consejo: compra pan del bueno hoy, porque vas a mojar salsa hasta hartarte.

Pollo asado con hierbas y limón

Así es el pollo asado que se ha comido siempre en mi casa (en realidad me estoy refiriendo a casa de mis padres, porque esta receta es de las que ha pasado de generación en generación), aromático, campestre, jugoso y se prepara prácticamente solo.

pollo asado
Primeros platos sugeridos: 

Ensalada de langostinos, cítricos y hummus

¡No puede ser! Llevo más de setenta recetas escritas y ¡aún no tenía ninguna ensalada! Esto lo soluciono yo ya mismo, con este lujo: una ensalada tan refrescante, con sabores cítricos y texturas untuosas. Veréis qué placer:

ensalada de langostinos

Crema de champiñones

¡Qué bien sientan las cremas y las sopas siempre, verdad? El estómago agradece que se lo pongan fácil. Tomarlas es reconfortante, la digestión es ligera y además, son saludables. Por ejemplo, esta crema de champiñón, que encima, está deliciosa. No se le puede pedir más...

Crema de champiñón