Se encuentra usted aquí

Batidora

Solapas principales

Si estás pensando en hacer tus pinitos en repostería y no tienes batidora de varillas, será buena idea que se la pidas a los Reyes, o la pongas en tu lista de bodas. Es imprescindible, hoy en día, para no morir en el intento de montar unas claras a punto de nieve. Con las varillas no solo mezclas los ingredientes, también introduces aire en las masas, consiguiendo un efecto que a brazo limpio te costaría horas y mucho esfuerzo. Con una batidora suficientemente potente y las varillas especiales para masas, tendrás también una sustituta para una máquina amasadora. Y tampoco hace falta que te dejes el sueldo: con precios más que asequibles puedes conseguir una batidora decente. Es importante, si vas a comprar una, que tenga buena potencia y varias velocidades, con unas varillas robustas y resistentes que no se doblen o puedan llegar a romperse.

Algunas batidoras tienen la función amasadora con varillas y además, el accesorio con cuchilla para usarla como batidora de brazo. Las batidoras de brazo son perfectas para triturar y homogeneizar cremas y batir masas ligeras. No se puede vivir sin tener una, estoy convencida. Imprescindible hasta para hacer un puré de verduras. 

En las fotos, os presento a mi querida batidora de brazo y a mi batidora de varillas. No son utensilios profesionales, y tienen más años que yo, pero con ellas trituro, bato, requetebato y amaso, y siguen funcionando. 

Foto: 
Batidora de varillas
varillas
Batidora de brazo